bumerang.jpg
EL BOOMERANG
Leyenda australiana

Una noche, algunos aborígenes estaban sentados cerca de un arroyo y miraban brillar la Luna nueva en el cielo.
-¡Oh! La Luna se parece exactamente a un boomerang, exclamó uno de los niños.
Hace mucho tiempo atrás en el mundo, antes que el hombre fuera como es ahora, Byamee, el gran espíritu, escuchó al canguro, el águila, el emú y el koala conversando juntos. Los animales en esos remotos tiempos pasados eran mucho más veloces y fuertes de lo que lo son hora, y cada uno de ellos empezó a pensar que era tan poderoso como el propio Byamee.
Byamee organizó una competencia invitando a todos a participar en ella.
Al canguro le tocó el primer turno. Dio un inmenso salto y pasó sobre el árbol más alto.
Entonces el águila expandiendo sus grandes alas voló tan alto que solo Byamee podía verla.
El próximo fue el emú. Estiró sus tremendas piernas y corrió tan rápido, que sólo un delicado ojo podía seguirle.
Vino entonces el turno del koala. Escaló hasta la punta del más alto eucalipto, manteniéndose firme con sus pequeñas garras.
Cuando cada uno de ellos hizo lo mejor posible, esperaron ansiosos para ver qué podría hacer Byamee. Le vieron ir hacia el fuego y elegir cuidadosamente el boomerang más largo.
Lo tomó firmemente en su mano por un momento, y entonces lo tiró con tal fuerza que llegó al cielo y ahí permaneció.
Byamee fue el más grande entre todos ellos. Y así es como la Luna llegó al cielo.